viernes, 6 de octubre de 2017

Ojalá



Te fuiste demasiado pronto, hace tanto ya y sin embargo te recuerdo tal como eras.
Aún creo ver tus lindos ojos, tu sonrisa pícara, tu rostro serio, elegante y escuchar tu voz llamándome, esa voz que tengo grabada en lo más profundo de mi alma.
Ojalá la vida te hubiese dado más tiempo y a mí el regalo de estar a tu verita.
Ojalá me hubiera permitido besarte más.
Ojalá hubiera encontrado tus brazos en mi oscuridad y acurrucada entre ellos, sentir consuelo.
He tenido que levantarme sin tu presencia pero sí con tus enseñanzas, ellas son luz en mi vida.
Sé que estarías orgulloso de mí porque siempre lo estuviste.
Tu niña, esta noche, quiere soñar que es niña y que está a tu verita como tú siempre le pedías.

                                        m

lunes, 4 de abril de 2016

Durante mi ausencia



En este tiempo de ausencia, los días han ido pasando y con ellos mi vida.
Han sido tiempos duros pero nunca dejé de caminar hacia delante, no todos los que creía mis amigos han seguido a mi lado, se quedaron en un recodo del sendero, en silencio, mirando a escondidas como avanzaba , a veces su silencio era roto con palabras mal intencionadas que pretendían herirme y que alguna vez por instantes lo consiguieron.
A estos amigos que nunca lo fueron, sólo me queda que decirles “Qué os vaya bonito!! “  
Pero en este caminar conocí a nuevas almas, almas buenas que me tienden la mano, que me acompañan, que día a día me hacen sonreír y sentirme feliz.
A ellas les digo “ Yo también os quiero!! “
En medio del sufrimiento he descubierto que la vida es maravillosa, cada día al contemplar el nuevo amanecer me lleno de alegría y mi corazón me dice “ Sigue sonriendo y no dejes nunca de caminar, sosegadamente como a ti te gusta, disfrutando  de cada instante puesto que nunca se sabe si será el último”
Le doy gracias a la vida por hacerme tantos y tan preciados regalos.
                                                   …
                                                    m


viernes, 21 de agosto de 2015

FAROLILLO


Tengo un farolillo en mi vida
que me acompaña y me guía
que en las noches de oscuridad me ilumina
y que me llena de alegría.

Tengo un farolillo en mi vida
al que su luz avivaré
al que quiero a mi verita
y al que por siempre amaré.

Tengo un farolillo en mi vida
como me gustaría que viera
como mi alma ilumina
y como mi vida llena.

Tengo un farolillo en mi vida
 …
                

 m

miércoles, 8 de julio de 2015

Mirar al horizonte

                                         
                       
Desde hace un tiempo, al mirar hacia atrás, la melancolía antaña se tornó en rabia.
Rabia por no haberse impuesto en el pasado y no haber luchado por sus sueños.
Rabia por olvidarse de ella, creyendo que dedicarse a ellos era su deber y que su felicidad era la suya.
Un día descubrió que su vida era una mentira, que su lucha y sacrificio no habían valido la pena, no sólo no valoraban su esfuerzo, sino que pensaban que ella era la culpable del caos que reinaba y que les envolvía.
Entonces su rabia creció por haberse dejado llevar y nunca haber pensado en ella.
Pero poco a poco todo cambió, ya no siente rabia, la rabia fue desapareciendo, fue saliendo, dejando su alma, entrelazada en las lágrimas que sus ojos derramaban.
Ahora con el amanecer de cada día, en su corazón entran rayitos de esperanza y con él nuevas ilusiones.
Es hora de mirar al horizonte sin temor porque en él está su presente y su futuro.
En el horizonte está su vida, está  …

                                                    m

jueves, 7 de mayo de 2015

SI TE DETUVIERAS POR UN INSTANTE



 Si te detuvieras por un instante
y miraras en mi corazón,
no serías tan duro.

Si te detuvieras por un instante
y no sólo leyeras mis palabras,
no serías tan duro.

Si te detuvieras por un instante
y vieras la tristeza de mi alma,
no serías tan duro.

Si te detuvieras por un instante
e intentaras comprender mi dolor,
no serías tan duro.

Si te detuvieras por un instante
y  …..

     m

lunes, 23 de marzo de 2015

Un soplo de esperanza



En las noches largas y oscuras, 
siempre encuentro consuelo, 
entre estas palabras

EL SEÑOR ES MI PASTOR, NADA ME FALTA

Aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque Tú vas conmigo
El Señor es mi pastor, nada me falta:
en verdes praderas me hace recostar;
me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas.
Me guía por el sendero justo,
por el honor de su Nombre.
Aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque Tú vas conmigo:
tu vara y tu cayado me sosiegan.
Preparas una mesa ante mí,
enfrente de mis enemigos;
me unges la cabeza con perfume,
y mi copa rebosa.
Tu bondad y tu misericordia me acompañan
todos los días de mi vida,
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término.

Y al amanecer, 
siempre me embarga,
 un soplo de esperanza

    m

domingo, 11 de enero de 2015

UN NUEVO DÍA



La tormenta se aleja, llegando la paz con el nuevo día...
                                          
                                                m